Catrines y fifis en tiempos de cambio - Proceso